Ciclista a la fuerza, otras motivaciones y patrocinadores

Quién me iba a decir a mí que a estas alturas de la vida estaría pensando en carreras y en bicicletas, más teniendo en cuenta que hace unos años me sentía incapaz de subirme a una bicicleta de carretera. Pues bueno, las estrellas se han conjugado para darme la oportunidad de continuar mi carrera ciclista después de dejarlo hace ya más de 27 años, que se dice pronto. El último médico que visité me dijo con otras palabras que estaba loco, pero si este médico fuera un buen psicólogo se daría cuenta de que hago lo más comprensible en mi situación y que él debería de repensarse lo que dice a sus pacientes. Para explicarlo me vienen unas palabras que escuché a Risto Mejido no hace mucho tiempo. Él decía que cuando se llega a una edad y no se sabe lo que hacer, habría que intentar hacer aquello que uno sabe y en lo que se es bueno, y yo sé hacer bien dos cosas en esta vida; una es trabajar como psicólogo y psicoterapeuta, y la otra montar en bicicleta.

Cuando volví de Suecia el año pasado y a pesar de tener mucha experiencia como psicólogo sanitario y clínico, el Ministerio de Sanidad, de una forma infantil, chapucera y Made in Spain, dio carpetazo a la homologación de mi título sueco como psicólogo sanitario (aunque en Suecia estaba capacitado para trabajar como psicólogo clínico y recibía constantes ofertas de trabajo, y a pesar de que mi licenciatura como psicólogo era española y a pesar de que el título de psicólogo sanitario fue prácticamente regalado a muchos psicólogos de mi generación debido a los cambios que hubo durante esos años). Debido a esta situación y recordando el arduo proceso al que me vi sometido en Suecia (con cientos de supervisiones, estudios de post-grado, etc.) pensé que con mi experiencia y edad, y por dignidad, no quería pasar por lo mismo, ni tan siquiera perder mi tiempo con esto. Es por ello que me decidí por cambiar de rumbo y montar en bicicleta, olvidándome de momento de convalidar mi título como psicólogo sanitario y eligiendo otras vías de salida profesional.

De momento estoy realizando unos trabajos como psicólogo (traduciendo unos libros de psicología suecos y en espera de realizar un par de proyectos para unas escuelas) y montando en bicicleta por los siguientes motivos (aunque nunca se conocen otros motivos más inconscientes):

  • Porque se me quedó una espina clavada cuando tuve que abandonar el ciclismo debido al accidente de tráfico. Esta vez espero concluir esta historia y ser yo quien decida dejar el ciclismo. Además el ciclismo me hace sentir vivo, feliz y libre.
  • Porque así he dejado atrás algunos vicios y estoy poniendo en forma mi cuerpo para poder soportar con la mejor salud posible los años que me quedan.
  • Porque así puedo ser un mejor modelo para mis hijos y mostrarles que sí se puede, que con empeño, motivación y esfuerzo se pueden conseguir muchas cosas. No sé si podré llegar a las Paralimpiadas de Tokio en el 2020 pero seguro que recorreré un camino fascinante.
  • Porque a falta de un trabajo estable me permite establecer rutinas que son buenas para la salud mental y física.
  • Porque me ayuda a ampliar mi network y así preparar condiciones positivas para poder desempeñar mi oficio en un futuro cercano. Espero trabajar en gran medida con la psicoterapia porque es el trabajo que más satisfacción me ha reportado en mi vida, al margen del ciclismo.
  • Porque me ayuda a organizarme mentalmente y repensarme las cosas.

Por lo demás decir que las navidades me han sentado bien, aunque un constipado se ha entrometido de sorpresa, y he podido establecer nuevas relaciones de colaboración y de patrocinio. Durante estas vacaciones también he podido conocer a Carlos Perona (Tomelloso), un fantástico y experimentado corredor en ciclismo adaptado y una gran persona que me ha puesto al día sobre el mundo de ciclismo adaptado.

Todos mis patrocinadores me apoyan con un aspecto fundamental para conseguir mis objetivos. Carrasco es ciclismo (tienda de bicicletas y club de ciclismo de Toledo) y personalmente Diego, que me ha atendido con los brazos abiertos aportándome su apoyo y profesionalidad. Carlos Estévez, gerente del Hotel playa spa de Almuñécar (Senzia Almuñécar Spa & Wellness), me ofrece sus instalaciones para tratar mis dolencias y recuperarme del duro trabajo que estoy realizando. Por último tenemos a mis hermanos, Javi y Rafa, que regentan una de las mejores tiendas de snowboard de España, BACK IN BLACK (Madrid), y que me han aportado, entre otras cosas, las ruedas Mavic que usaré. Si quieres buen trato, profesionalidad y buenos precios, no dudes en ponerte en contacto con ellos. ¡Su tienda virtual tiene precios increíbles! Yo fundé esta tienda hace más de 20 años pero ellos la han hecho mucho mejor.

A todos ellos... ¡MUCHÍSIMAS GRACIAS!

El día 27 de enero correré mi primera carrera. Es una carrera en Extremadura donde se mezclan diferentes categorías, no sólo ciclismo adaptado, y cuyos grandes objetivos serán percibir sensaciones, reencontrarme rodando en un gran pelotón y sobre todo no caerme. Ya os iré contando en Facebook y más detalladamente en mi próximo artículo en este blog.

¡Que tengáis un buen día y gracias por leerme!

AMIGOS Y PATROCINADORES